Logístiko

¿Qué es el Cross-docking y por qué se considera una de las mejores prácticas para trabajar procesos logísticos?

persona transportando cajas en un almacén
blank

Transforma tu operativa logística ahora

El mundo de la logística está lleno de métodos y técnicas que tienen como objetivo facilitar los procesos en las diferentes áreas de trabajo. Ese es el caso del cross-docking, un procedimiento que permite organizar la mercancía de una manera diferente y del que conoceremos un poco más en este post.

El cross-docking, que en español se definiría como cruce de muelles, es una forma de preparación de pedidos que consiste en la distribución de la mercancía sin ser almacenada previamente, lo que permite una mayor eficiencia en la cadena de suministro. 

En el procedimiento logístico tradicional la mercancía llega al almacén donde se clasifica, se organiza y se coloca en las estanterías correspondientes hasta que se realiza su distribución pasando por el picking. En este proceso la mercancía puede estar varios días o semanas en el almacén dependiendo del tipo de servicio que ofrezca la empresa.

En el caso del cross–docking, el proceso consiste en preparar y consolidar los pedidos de distintos proveedores una vez que llegan al centro de distribución, para repartirlos a sus correspondientes destinos de manera inmediata. El lugar donde se lleva a cabo esta clasificación no es un almacén al uso, sino que es un espacio más reducido, en muchos sectores llamado muelle de recepción.

Veamos cómo se ilustra en la siguiente imagen:

infografía sobre cross docking


¿Cuántos tipos de cross-docking podemos encontrar en las empresas logísticas?

Existen 3 tipos de cross-docking, pero debemos saber que de manera general el procedimiento implica varias fases como la planificación de los proveedores, la recepción de las mercancías, el registro y clasificación de los productos, y por último la consolidación de los pedidos para su expedición. En esta última fase podemos apreciar algunas diferencias con respecto al tipo de cross-docking que realicemos:

  • Cross-docking predistribuido: es en el que los productos ya vienen organizados por el proveedor según el pedido del cliente. Por lo que no requiere de otra manipulación más que trasladarlos al vehículo de salida.
  • Cross-docking consolidado: es el tipo más común y corresponde al caso en el que la mercancía recibida tiene que ser organizada y dispuesta según las características del pedido del cliente, para luego distribuirlas.
  • Cross-docking híbrido: se refiere a la preparación de pedidos que toma tanto la mercancía que acaba de llegar de los proveedores, como aquella que puede ya llevar un tiempo en el almacén. Aunque es una técnica muy útil que puede ayudar a hacer frente a posibles imprevistos, también es algo más compleja que las anteriores, por lo que requiere mayor precisión.

Principales beneficios del cross-docking

Como todas las técnicas, el cross-docking puede llegar a ser muy útil en dependencia del tipo de empresa. Como es un proceso que se realiza en pocas horas, suele ser muy utilizado en compañías que manejan productos con un ciclo de vida muy corto como puede ser el caso de los alimentos, o pedidos con un tiempo de entrega muy reducido.

  • Cumplimiento de los plazos acordados con el cliente:

La primera de las muchas ventajas de la técnica de cross-docking es la reducción de los tiempos de entrega. Recordemos que en este método de trabajo los productos no llegan a almacenarse de la manera habitual, por lo que se eliminan varios pasos de la cadena tradicional, permitiendo optimizar el tiempo de almacenamiento y ahorrar varias horas en la realización de todo el proceso.

  • Mejora el rendimiento del equipo

Precisamente el eliminar o reducir considerablemente varios de los pasos del proceso, hace que se minimice la manipulación del producto, lo que ayuda a mejorar el rendimiento del equipo y permite aprovechar el personal restante para otras tareas en las que sean más útiles.

  • Minimiza errores de manipulación

Como vimos en el punto anterior, la aplicación del cross-docking elimina varias etapas del tratamiento de la mercancía que son más comunes en la logística tradicional. Esto hace que se reduzca la manipulación de la carga y con ella los errores o incidencias que puedan darse durante el proceso.

  • Ahorro de costes

Al no tener que utilizar un gran almacén, con los recursos técnicos y humanos que esto implica, el cross-docking contribuye al ahorro de costes del área logística de la empresa, reduciendo gastos tanto en personal como en espacio de almacenamiento, maquinaria de distribución, tareas de inventario, picking, etc.

Si quieres saber cómo ahorrar dinero en la planificación de tu reparto

¿Pueden Todas las empresas llevar a cabo este método de trabajo?

Todas las herramientas y recursos que se utilizan en las organizaciones deben ir acorde a la necesidad de su operativa. Esto significa que, aunque el cross-docking sea un método con muchas ventajas, cometemos un error si asumimos que puede ajustarse a todo tipo de empresas o equipos.

Algunas de las empresas para las que se recomienda el uso de esta técnica son aquellas que manejan un gran volumen o mercancía perecedera, como pueden ser las distribuidoras farmacéuticas o de alimentación. Asimismo, puede ser muy útil para compañías que manejan productos de alto valor, promociones o rebajas, ya que fomenta la entrega en el menor tiempo posible. 

Independientemente del tipo de empresa o sector, sí existen algunos requerimientos para que el cross-docking sea realmente efectivo.

  • Un equipo preparado y ágil
  • Una planificación impecable
  • Diseñar un flujo de productos efectivo
  • Tener la tecnología adecuada para procesar los datos de dicho flujo
  • Que los proveedores sean puntuales
almacén

Conclusiones

La implementación de la técnica logística de cross-docking en la empresa puede significar un gran ahorro de tiempo y recursos en la empresa. Además, algunos expertos afirman que el cross-docking ayuda a la reducción de la huella de carbono de la empresa, puesto que minimiza el uso del transporte tanto dentro del almacén como en la distribución externa. A pesar de todas estas ventajas la realidad es que antes de aplicar esta forma de trabajo hay que estudiar con detenimiento el escenario que queremos transformar, porque debe ajustarse a las necesidades de la operativa en cuestión para poder sacarle el mejor partido.

Andrea Arango

Andrea Arango

Responsable de Comunicación @logístiko

Compartir
Compartir
Compartir

Quizás te pueda interesar

¿Quieres ser más eficiente con tus entregas?

Descubre la sencillez de esta solución de última milla por ti mismo.

Solicita una demo

Reduce tiempo y recursos en tu planificación diaria con Logístiko